¿Por qué gira la Tierra?

7 08 2007

Pasamos nuestra vida en un globo giratorio — nos lleva sólo 24 horas darnos cuenta de ello, conforme se repite el ciclo del día y la noche. Pero, ¿qué provoca que la Tierra gire sobre su eje?

La respuesta comienza con las fuerzas que formaron nuestro Sistema Solar. Una estrella recién formada reúne un disco de gas y polvo alrededor de la misma, dice Kevin Luhman, profesor asistente de astronomía en Penn State. Conforme se iban fusionando, la órbita gravitatoria de la estrella obligaba a girar al gas y polvo. “Cualquier conglomerado que se forme en el interior del disco tendrá de forma natural algún tipo de rotación”, dice Luhman.

Conforme estos cuerpos colapsan sobre sí mismos comienzan a girar cada vez más rápido debido a algo llamado conservación del momento angular. Imagina a un patinador explotando esta ley, cuando pegan sus brazos al cuerpo la velocidad de giro aumenta, explica Luhman. Dado que la gravedad tira hacia el interior de igual forma en todas direcciones, el cúmulo amorfo, si es lo bastante masivo, finalmente se convertirá en un planeta redondo. La inercia mantiene entonces el giro del planeta sobre su propio eje a menos que ocurra algo que lo perturbe. “La Tierra se mantiene en giro debido a que nació girando”, dice Luhman.

Los distintos planetas tienen distintas razones de giro. Mercurio, el más cercano al Sol, está frenado por la gravedad del Sol, apunta Luhman, haciendo que rote una vez por cada 58 veces que lo hace la Tierra. Otros factores que afectan a la velocidad de giro incluyen la rapidez de formación inicial del planeta (un colapso más rápido significa un mayor conservación del momento angular) y los impactos de meteoritos, que pueden frenar un planeta.

La rotación de la Tierra, añade, también está afectada por el tirón de la marea de la Luna. Debido a la Luna, el giro de la Tierra decelera a razón de 1 milisegundo por años. La Tierra giró sobre sí misma más rápido en el pasado, tanto que durante la era de los dinosaurios el día duraba 22 horas.

Además de frenar la rotación de la Tierra, el tirón de la marea de la Luna provoca que la Luna se aleje de la Tierra, a razón de 1 milímetro por año. En el pasado lejano, la Luna estaba más cerca. “Habría parecido mucho más grande en nuestro cielo de que lo la vemos ahora”, dijo Luhman.

Dentro de millones de años, añade, el ciclo del día probablemente se estire hasta las 25 o 26 horas. Tendremos que esperar un poco más para la salida del Sol.

About these ads

Acciones

Information

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: