nueva direccion del blog

18 09 2007

gracias a los que visitan mi blog.. por eso ahora cambie de servidor y la direccion del blog es http://www.muidark.com/blog pero tambien pueden visitar http://www.muidark.com muchas gracias por visitarme..





La bacteria más antigua del mundo

29 08 2007

Una investigación ha descubierto por primera vez ADN de una bacteria viva que tiene más de medio millón de años. Nunca antes se han encontrado restos de organismos aún vivos de tal antigüedad. El excepcional descubrimiento puede llevar a una mejor comprensión del envejecimiento celular y podría incluso arrojar luz sobre la cuestión de la vida en Marte.

El descubrimiento se publicará en el ejemplar de PNAS (Proceedings of The National Academy of Sciences de los Estados Unidos de América). El descubrimiento se realizó por parte del Profesor Eske Willerslev de la Universidad de Copenhague y su equipo internacional de investigación.

Cómo envejecen las células

Willerslev recolectando muestras del terreno en el permafrost del Yukón, Canadá (Créito: Duane Froese)

Todas las células se descomponen con el tiempo. Pero algunas células son mejores que otra en posponer su descomposición y de esta forma retrasar el envejecimiento y finalmente la muerte. E incluso hay organismos que son capaces de regenerarse y de ese modo reparar células dañadas. Estas células – su ADN – es muy interesante para una mejor comprensión del proceso de cómo las células colapsan con la edad.

La vida más vieja de la Tierra

El equipo de investigación, que consta de expertos internacionales, entre otras cosas rastrea ADN en sedimentos y organismos, han encontrado una antigua bacteria que aún contiene ADN activo y vivo. Hasta ahora, es el hallazgo más antiguo de un organismo con ADN activo y pos tanto vivo en la Tierra. El descubrimiento se realizó tras unas excavaciones en las capas de permafrost del noroeste de Canadá, el noreste de Siberia y la Antártica.

Nuestro proyecto trata, por ejemplo, de examinar cómo viven las bacterias tras haber estado congeladas durante millones de años. Otros investigadores han intentado descubrir la vida del pasado y el posterior desarrollo evolutivo centrándose en las células que están es estado de letargo similar a la muerte. Nosotros, por otra parte, hemos encontrado un método que hace posible extraer y aislar restos de ADN de las células que aún están activas. Esto da una descripción más precisa de la vida pasada y la evolución hacia el presente debido a que estamos tratando con células que aún tienen función metabólica – al contrario que las células “muertas” donde ha cesado tal función, dice Eske Willerslev.

Perspectivas futuras

Tras el trabajo de campo y el aislamiento del ADN, los investigadores compararon el ADN con un banco mundial genético de ADN en los Estados Unidos para identificar el antiguo material. Parecido a la forma en que la policía compara las huellas de un crimen. Los investigadores fueron capaces de colocar el ADN con mayor precisión y ponerlo en un contexto.

Hay un largo camino, por supuesto, desde nuestra investigación básica a la comprensión de por qué algunas células se hacen más viejas que otras. Pero es interesante en este contexto observar cómo las células colapsan y son restauradas y de esta forma se mantienen a lo largo de grandes periodos de tiempo. Nuestros métodos y resultados pueden usarse para determinar si hubo alguna vez vida en Marte de la forma en que la tenemos en la Tierra. Y también la perspectiva global en relación a la Teoría de la Evolución de Darwin que predice que la vida nunca vuelve al mismo nivel genético. Pero nuestros hallazgos nos permiten proponer la cuestión: ¿estamos tratando con una evolución circular donde el desarrollo, por decirlo así, se muerde su propia cola y si es así cuando se mezcló el ADN antiguo con el nuevo?, dice Eske Willerslev.

Via CienciaKanija.com





¿En Cuántos Objetos Puede Usted Pensar Simultáneamente?

23 08 2007

Aunque sentimos que tenemos ricas experiencias visuales, un equipo de investigadores ha encontrado que la persona media sólo es consciente de aproximadamente cuatro objetos en cada instante. Esta habilidad, según los investigadores de la Universidad de Oregón, varía de una a otra persona.

Como en la capacidad del sistema de la memoria de corto plazo parece residir un aspecto fundamental de la inteligencia, los psicólogos cognoscitivos se han interesado en determinar qué produce el límite de cuatro objetos para la mayoría de las personas. Una idea razonable que los investigadores han estado considerando consiste en que la capacidad de la memoria puede estar influenciada por la complejidad de los artículos que se almacenan.

¿La memoria humana trabaja de esta manera? El estudio bosqueja algunas conclusiones sorprendentes sobre el tema. Incluso cuando los sujetos participantes en los experimentos, de edades comprendidas entre los 18 y los 30 años, tenían que recordar objetos muy complejos, todavía podían mantener cuatro objetos en la memoria activa. Sin embargo, la nitidez de los objetos no era perfecta, y algunas personas tenían recuerdos mucho más claros que otras.

Un segundo hallazgo también sorprendió el equipo de la Universidad de Oregón. Si bien puede parecer razonable que las personas que piensan sobre más objetos simultáneamente también podrían tener recuerdos más claros que el promedio, los investigadores encontraron que esta suposición no era correcta.

Según los resultados, las personas que pueden recordar muchos objetos simultáneamente no tienen necesariamente los recuerdos más claros de esos objetos. Saber el número de cosas que una persona puede recordar no dice nada sobre cuán precisa puede ser la memoria de esa persona. Así, aunque aquellas con altos coeficientes intelectuales pueden pensar sobre más cosas simultáneamente, no hay garantías sobre cuán buenos podrían ser esos recuerdos.





El dinosaurio bípedo más veloz de la historia.

23 08 2007

El “Compsonathus” era un animal del tamaño de un gato, que vivió hace 150 millones de años, y según parece el animal más rápido sobre dos patas que ha existido, según un nuevo estudio publicado en el boletín “Proceedings of the Royal Society”.

El animal, similar a un lagarto y bautizado “0708/”, pesaba tres kilos y podía cubrir cien metros en poco más de seis segundos, velocidad como para avergonzar a los modernos atletas olímpicos.

El dinosaurio más pequeño podía alcanzar velocidades de cerca de 40 millas por hora (64 kilómetros por hora) e incluso el Tyrannosaurus rex habría sido capaz de sobrepasar a los mejores deportistas modernos, según una investigación publicada el miércoles.

Científicos utilizaron modelos informáticos para un estudio en el que calcularon las velocidades máximas que podían alcanzar cinco dinosaurios carnívoros con el que dijeron que también podían ilustrar cómo los animales afrontan el cambio climático y la extinción.

El velocirraptor, cuya velocidad y ferocidad se mostraba en la película “Jurassic Park,” alcanzaba las 24 millas por hora (38,6 kilómetros por hora), mientras que el T-rex podía llegar a velocidades superiores a 18 millas por hora, según el estudio publicado en el Biological Sciences de la Royal Society.

“Nuestra investigación, que utiliza la masa muscular mínima que el T-rex necesitaba en las piernas para moverse, sugiere que aunque no era increíblemente rápido, este carnívoro era capaz de correr y no tendría muchos problemas para cazar al futbolista David Beckham, por ejemplo,” dijo Phil Manning, un paleontólogo de la University of Manchester, que trabajó en el estudio.

El dinosaurio más pequeño, el Compsognathus, podría alcanzar cerca de 40 millas por hora, unas 5 millas por hora más rápido que la velocidad estimada por una computadora para el animal bípedo vivo más veloz, el avestruz.

Un velocista humano puede alcanzar una velocidad de unas 25 millas por hora.

Los científicos introdujeron los datos sobre el esqueleto y la estructura muscular de los dinosaurios en la computadora y simularon el movimiento decenas de millones de veces para ver la velocidad a la que se movían los animales, dijo William Sellers, un zoólogo de la universidad, que dirigió el estudio.

El método se comprobó ingresando los datos de un humano de 70 kilogramos con el músculo y la estructura ósea de un deportista profesional. Los científicos se dieron cuenta que la computadora daba una velocidad máxima poco menor que la del T-rex.

Este estudio ayuda a construir una fotografía biológica que los científicos pueden utilizar para comprender mejor cómo los dinosaurios se adaptaron en el tiempo justo antes de su extinción hace unos 65 millones de años, concluyó Sellers.





Las mujeres se orientan mejor en los supermercados.

23 08 2007

Las mujeres, por su papel de recolectoras en las sociedades primitivas, se orientan con más facilidad que los hombres en los supermercados.

Un equipo compuesto por miembros de las universidades de California y de Yale llegó a esta conclusión tras estudiar el comportamiento de 45 hombres y 40 mujeres en un gran mercado de productos agrícolas. Para ello, los científicos pidieron a cada persona que indicase con ayuda de una brújula la dirección del lugar exacto donde habían encontrado un determinado alimento.

“Los hombres señalaron el lugar con un error de 33 grados (dentro de una escala de cero a 90), mientras que las mujeres se equivocaron en sólo 25 grados”, declara Max Krasnow, uno de los investigadores, en el boletín británico “Proceedings of the Royal Society: Biologial Sciences”, donde ha sido publicado el experimento.

También se encuentran en el estudio datos más concretos y curiosos, como que las mujeres demostraron un margen de error cuatro veces menor cuando se les pidió que señalaran el lugar donde habían adquirido alimentos con elevado contenido en calorías, como la miel, que cuando se les preguntó por el puesto donde se encontraban las verduras y hortalizas.

Como conclusión, los científicos señalan que es la propia evolución la responsable de estos resultados. Ya que en las sociedades primitivas de cazadores-recolectores las mujeres se dedicaban a recolectar, es lógico, según su opinión, que sus sucesoras recuerden ahora con más exactitud que los hombres la localización de los alimentos en un supermercado.

De igual manera, según los autores del estudio, como los hombres realizaban las tareas de caza, en la actualidad resuelven mejor los problemas espaciales, como la lectura de mapas.





Diamantes testigos de la formación de la Tierra

23 08 2007

Diamantes Investigadores de la Universidad Wilhelms de Westfalia, en Munich (Alemania), han descubierto diamantes de más de 4.000 millones de años de antigüedad en la región de Jack Hills, al Oeste de Australia.
Los diamantes aparecieron incrustados en cristales de zircón y son casi tan antiguos como la Tierra.

Los cristales de zircón son fuertes y relativamente resistentes a su fundición por ello retienen indicios vitales sobre sucesos producidos en el pasado del manto y corteza de la Tierra.

Estudios recientes sobre los cristales de zircón han sugerido que la Tierra podría pudo haberse enfriado de forma mucho más rápida de lo que se pensaba y que la corteza continental y los océanos se formaron hace sólo 4.400 millones de años.





Hasta el 10 Por Ciento del Genoma Humano Puede Haber Cambiado Muy Recientemente

21 08 2007

Un estudio de la Universidad de Cornell acerca de secuencias del genoma en afroamericanos, euroamericanos y chinos, sugiere que la selección natural ha causado el cambio de alrededor del 10 por ciento del genoma humano en algunas poblaciones durante los últimos 15.000 a 100.000 años, cuando comenzó a migrar gente desde África.

En el estudio, se buscaban áreas en las cuales la mayoría de los miembros de una población mostraran los mismos cambios genéticos. Por ejemplo, los investigadores encontraron evidencia de selección reciente sobre genes de la pigmentación de la piel, proporcionando los datos genéticos para apoyar las teorías propuestas por antropólogos durante décadas de que a medida que los humanos anatómicamente modernos emigraron de África y experimentaron climas diferentes, incluyendo distintos niveles de radiación solar, sus colores de piel se adaptaron a los ambientes nuevos.

Sin embargo, el estudio no encontró evidencia alguna de diferencias entre los grupos geográficos, en cuanto a genes que controlan el desarrollo del cerebro, lo que resta credibilidad a teorías propuestas en el pasado que sostenían, entre otras cosas, la existencia de tales diferencias.

Estudios anteriores en la Universidad de Cornell y en otras instituciones han buscado señales de selección (la divergencia de genes con respecto a un ancestro común de millones de años atrás) comparando un humano individual con un chimpancé o un ratón, por ejemplo, o comparando la variación de genes codificadores de proteínas entre humanos con las diferencias entre humanos y un chimpancé. Pero este nuevo estudio examinó secuencias de genoma que comparaban muchos humanos entre sí, a través del genoma entero, con nuevos y estrictos métodos estadísticos que corrigen muchas de las distorsiones tendenciosas potenciales que se deslizan en este tipo de análisis.

En el último estudio, los investigadores identificaron 101 regiones del genoma humano con una fuerte evidencia de selección muy reciente. Estas regiones incluyen genes que controlan proteínas que ayudan a las células musculares a asirse de las células circundantes (ciertas mutaciones de este gen provocan distrofia muscular), genes que influyen sobre receptores relacionados con la audición, genes involucrados en la función y desarrollo del sistema nervioso, genes relevantes para el sistema inmunológico, y genes útiles para afrontar el shock por calor.

El método de examen genético detectó también selección para un gen que codifica una enzima involucrada en la digestión de la lactosa, azúcar presente en la leche. Antes de que los animales comenzaran a ser domesticados, los humanos perdían la capacidad de digerir la leche después de su infancia. Pero, a medida que emigraron y domesticaron animales, los europeos y otras poblaciones desarrollaron un gen para tolerar la lactosa (y con ello la leche) a lo largo de toda la vida. Este conocimiento ha sido bien establecido en investigaciones previas, de modo que llegar a resultados similares proporcionó una validación interna para la exactitud del nuevo método.

Los autores de este estudio hacen notar que la investigación no declara que algún grupo étnico sea más evolucionado o esté mejor adaptado que otro. Lo que muestra es que, a medida que el hombre ha poblado el planeta, ha existido en el nivel genético una fuerte presión selectiva sobre mutaciones fortuitas que permiten la digestión de una nueva fuente de alimento o la tolerancia de la infección de algún agente patógeno que la población pudiera no haber afrontado en un medio ambiente previo.